Teva Pharma

e-Commerce farmacéutico en la Unión Europea

05/10/2015. El comercio electrónico en la farmacia es una ya un hecho: la AEMPS ha puesto en marcha, junto con las Comunidades Autónomas y desde el 1 de julio de este año, la herramienta web DISTAFARMA, mediante la cual se garantizará a los ciudadanos la realización de compras de medicamentos online de forma segura, en las páginas webs autorizadas para ello, y mediante el logo común europeo aprobado.


e-Commerce farmacéutico en la Unión Europea

Comparado con la venta online de Europa*, a día de hoy España está a la cola de la venta online de medicamentos. Nuestro país se ha incorporado recientemente (2014) esta nueva forma de venta, uniéndose a países como Francia, que aprobó el e-commerce en las farmacias en el año 2013, Italia e Irlanda que lo hicieron en 2010 y Bélgica en el año 2009. En todos estos países sólo está permitida la venta online de medicamentos Over the Counter (OTCs), no sujetos a prescripción médica. Otros de los países con este mismo modelo de dispensación electrónica son Finlandia, Polonia, República Checa y Eslovaquia, Hungría y Eslovenia, y fuera de la Unión Europea, Bosnia y Herzegovina.

Dentro del marco europeo, encontramos países más “permisivos” como Alemania (que aprobó el e-commerce en la farmacia en 2003), Suecia, Dinamarca y Portugal. En éstos está aprobada la venta online de todo tipo de medicamentos (sujetos o no a prescripción) siempre que la venta la realice una oficina de farmacia con oficina física.

Por el contrario, hay países más restrictivos en los que la venta de medicamentos se reserva exclusivamente al canal físico de la oficina de farmacia, estos son los casos de Estonia, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Austria, Croacia y Grecia, y, aunque fuera de la Unión Europea, Noruega.

Reino Unido y Países Bajos
en los que está permitida la venta de medicamentos online desde los años 1999 y 2003 respectivamente, tienen una regulación totalmente distinta a la vista hasta ahora. En estos dos países, la venta de medicamentos por internet está permitida (con o sin prescripción médica), siempre y cuando se realice por empresas que se dedican únicamente a este canal, conocidas como “pure players”. Así, las oficinas de farmacia físicas no están autorizadas para poner en marcha el e-commerce de sus oficinas, reservándose esta autorización a empresas dedicadas exclusivamente a ello.

Por último, y aunque no forme parte de la Unión, Suiza es el país con la regulación más diferente: la venta de medicamentos a través de internet está permitida, pero sólo de medicamentos sujetos a receta médica: los OTC quedan fuera de este canal.

En definitiva, en Europa son muchos los países en los que la venta online de medicamentos está permitida, cada país con su regulación particular, ofreciendo una trayectoria de evolución en la que poner la vista. Solo nos queda esperar para saber cuál será la evolución de este canal en España.  Como plantean Alejandro Touriño y Ana Prieto, el debate está encima de la mesa.

*Datos de venta online en Europa extraídos del informe de 1001pharmacies.com